Ultimos artículos

Ultimos comentarios

  • Ponte en contacto con la organización bien por email bien por teléfono.
    La Manivela 2 CV
    Mar 24, 2019
  • Quedan bungalows y apartamentos. Ponte en contacto con la organización antes...
    La Manivela 2 CV
    Mar 24, 2019
  • Enviar a mi correo como inscripción a la gn19, No entiendo bien las...
    Ángel(Denia)
    Mar 21, 2019

Blog tags

Sustituir un tubo de varilla de empujador
Sustituir un tubo de varilla de empujador
date_range Sep 30, 2019
La Manivela

Guía paso a paso para sustituir un tubo de varilla de empujador roto.

Los tubos de varillas de empujadores son muy frágiles. Al menor golpe se doblan o se rompen. También se estropean si no introducimos la culata con precaución a la hora de montar el motor. Si el tubo está doblado, se puede intentar enderezar. Pero si está roto como en la imagen, no queda más remedio que cambiarlo.

DESMONTAJE:

El primer paso consiste en retirar el tubo dañado. No se puede empujar ni tirar de él porque está encajado en la culata. Pero si se puede desgastar la pared interior para dejarlo con el mínimo espesor posible y poder retirarlo.

La broca que utilizamos es de un diámetro ligeramente inferior al del tubo. De este modo retira material sin dañar el conducto en la culata. La parte delantera de la broca entra en el tubo que hace de guía. La parte trasera, ligeramente más ancha, desgasta el material hasta dejar el tubo con un espesor muy fino.

Introducimos la broca en el tubo por la parte exterior de la culata. Lubricamos con frecuencia y efectuamos varios movimientos de vaivén con el taladro.

La broca extrae bastante material. Es necesario sacar la broca y limpiar las virutas con frecuencia:

Una vez que hemos taladrado por la parte exterior, cortamos el tubo por la parte interior de la culata:

Retiramos el tramo del tubo dañado:

A continuación introducimos el taladro para extraer material por la parte interior de la culata:

Cuando la broca llega a su tope, podemos retirar el resto del tubo con un destornillador o un alicate:

Este es el resultado de la operación. Antes de seguir, limpiamos la culata con aire comprimido para no dejar ni una sola viruta en su interior.

MONTAJE:

La operación consiste en insertar el tubo y aplicar fuerza desde dentro para presionar el tubo contra las paredes de la culata y dejarlo embutido. Para eso hace falta un útil especifico.

Existen varios modelos de tubo en función del tipo de culata y de motor. Seleccionamos el que tiene el diámetro y longitud adecuados (REF 01-03-046EMO)

Introducimos el tubo en su alojamiento. La parte mecanizada (donde van las juntas "gafas") queda expuesta por el lado exterior de la culata. Si entra muy forzado se puede lijar el tubo por la parte exterior:

A continuación medimos la distancia entre la pared de la culata y la parte mecanizada. Debe haber 7 cm, o 6,5 cm si lo medís como en la foto:

Este es el útil que permite expandir la pared del tubo para que se mantenga en su posición. Se trata de una varilla cónica que al bajar expande unos rodillos contra el tubo:

Lubricamos el útil:

Introducimos el útil dentro del tubo:

Con una llave vamos apretando la varilla cónica del útil:

Al apretar la varilla cónica, esta baja y hace que se expandan los rodillos del útil. De este modo se expanden las paredes del tubo de la varilla del empujador, que queda bloqueado en su alojamiento. Cuanto más apretamos la varilla, más baja, más expande el tubo y más dura se pone. Pero tampoco hace falta apretar muy fuerte.

Una vez notamos que el tubo queda expandido al máximo, aflojamos la varilla y sacamos el útil.

¡Operación terminada !

En esta imagen vemos como el tubo reparado (izquierda) tiene un aspecto mas fino que el original por la expansión del tubo que lo mantiene fijo en la culata:

Deje aquí su comentario